martes, 27 de noviembre de 2012

Telenovela de las seis

- ¡Oh, Alejandro Fernando Martín Diego Antonino, yo te amo!
- Pero Carlita Jessica Alba de los petit suise, sabes que no puede ser, ¡estoy prometido y mañana me ordenaré sacerdote!
- Oh, Alejandro Fernando Martín Diego Antonino, ¡fuguémonos!
- Mañana al amanecer, mi amor, donde siempre.
-Allí estaré.

Pero el tío no acude y la chorba empieza a impacientarse. Hasta que horas y horas después regresa destrozada a su casita, llorosa, perjurando odio eterno durante tres días, porque si no cede al cuarto se les termina el chollo.

Hala ya, pesados, que todos sabemos que se van a liar. Y matar a uno de los dos para seguir alargando la telenovela me va a seguir aburriendo igual.

Leches, a ver si os enteráis, ¡que me aburre saber el final con antelación y dar mil vueltas a lo miiiiismo!¡Que en aragonesolandia ya decimos que a la mierda, cuantas más vueltas, peor hueeeeele!

Y el amor de la desesperaaaaaada -chin chin pon pon, chin chin pon pon- quién lo conquistaráááááááááá....


Puf.

Si ya le decía yo a mi chorba pa qué coño quería una tele, si no echan ná.
¡Me voy al ordenador!

2 comentarios:

  1. Pero para que ves esas cagadas mujer!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Yo no los veo, es mi hermana, que aprovecha esas horas en las que pienso profundamente -me quedo ko en el sofá, hablando, babeando, y riéndome entre ronquijos- para coger el mando con premeditación y alevosía y cascar eso.

    Menos mal que lo puede ver pocos días. Y menos mal que suelo tener el pc libre cuando lo pone.

    Besos

    ResponderEliminar