lunes, 19 de agosto de 2013

El muro de Facebook



Como la mayoría sabréis, cuando te haces una cuenta de facebook, en tu muro se cuelgan las actividades que hacen tus amigos y, a partir de ahí, puedes moderar según lo que te interese y lo que no para evitar que te salgan publicaciones indeseadas.

Yo, hace mucho tiempo que me apliqué el cuento de crearme dos facebooks: uno serio –familia, trabajo, gente más o menos conocida…- y otro personal –amigos y pareja- sobre todo porque no me interesa que una persona que apenas me conoce, o mi jefe, o mis compañeros de trabajo, sepan de buenas  a primeras que soy lesbiana.

El caso es que, en mi facebook serio, tengo unos compañeros que conocí en un cursillo hace unos meses. Tres de esos compañeros son creyentes a rabiar, están unidos a grupos tipo “Jesús te ama” y hasta que he localizado todos esos grupos para que no me salgan, veía publicaciones suyas en mi muro.

En realidad, no es que me importe demasiado ver cosas así ahí. Cada cual es libre de creer y hacer lo que quiera, y no me suelo preocupar demasiado.

El caso es que, una de las publicaciones me llamó la atención porque aparecía el actor Arnold Schwarzenegger. Y la leí pensando que sería alguna noticia sobre el actor en sí, pero resultó ser otra lección de los Jesulófilos al mundo.

A mi juicio, eso era demagogia pura. Según esa publicación, nuestro querido Suache (permitidme la familiaridad, que llevo mucho llamándolo así en mi fuero interno) había encontrado a Dios y se había declarado un fervoroso cristiano.

Y protestaban de que no fuera noticia porque seguro seguro seguro que si hubiera dicho que era gay, habrían hablado de él una semana.

Supongo que no cuenta el hecho de que ser cristiano no es motivo de persecución y odio en prácticamente ningún lado, mientras que la homosexualidad sigue siendo perseguida e incluso castigada con pena de muerte en más de un país –por no hablar de nuestros queridos religiosos, que defienden la integridad del amor con un odio infinito hacia quien ose salirse del camino que tan cuidadosamente han marcado-.

El caso es que me hizo gracia, y es que, hagamos un repaso rápido de la trayectoria del Suache.

1      Acusado de abuso de menores y rechazado por su propio hijo
2      Infiel
3    Acusado de haber usado fondos públicos para lucrarse
4      Acosador de mujeres
5      Defensor de la pena de muerte

La verdad, si se sienten orgullosos de tener a este energúmeno en sus filas, se lo pueden quedar enterito. Al fin y al cabo, no deja de ser un buen exponente de la iglesia rancia de la vara, la pederastia bien encubierta y los cambios de chacha en la casa del cura cada siete u ocho meses. Y que divulguen a los cuatro vientos que es creyente, que ya se ve a la legua que el Suache es un muchacho genial.

Me hace casi la misma gracia que las continuas alabanzas que un puñado de fervorosos creyentes y besaculos desinformados le dedican al nuevo Papa, Francisco.

Y es que, según las noticias adulteradas y edulcoradas, nuestro querido Francisco ha decidido que la iglesia es moderna y que él “no es quién para juzgar la homosexualidad”.

Claro, que si lees la frase entera, que se resume en: si un homosexual renuncia a lo que es, no busca pareja ni tiene sexo y se pasa la vida rezando, ¿quién soy yo para rechazarlo?, la cosa cambia bastante, ¿no?

Si ya de paso te enteras que, ante la iniciativa de las monjas Carmelitas para que el matrimonio homosexual por la iglesia se permita, Don Francisco dice que están guiadas por el diablo, ya puedes hacerte una idea de por dónde van los tiros.

Por supuesto, los creyentes más tradicionalistas y acérrimos se quedaran con lo bueno, bonito y barato, y obviarán el odio subyacente en todos estos mensajes. O dirán directamente que es una manipulación de esa peste extendida por el mundo formada por ateos, putas y maricones.

La lógica, obviamente, no entra en sus planes.

Y mientras tanto a seguir colgando cartelitos de Jesús te ama, Cristo te ama. Que las hostias y el rechazo ya te los ofreceré yo cuando te enganche.

4 comentarios:

  1. Hace años que tengo en FB una cuenta abierta, la cual no cierro porque hay gente con la que en un caso de emergencia solo me podría comunicar con ellos por ahí, pero en realidad es que no me gustan las redes sociales para nada y que soy maS VAGO QUE LA CHAQUETA DE UN guardia, en las demás redes no he entrado nunca, permanezo fiel a mi bloguerio y con esto tengo bastante.
    Por lo demás, ya tu sabes que mi mentalidad en todo el tema de religiones, fundamentalismos, libertad, democracia e inclinaciones sexuales, pienso como tu, mi cuerpo es MIO y sin hacer daño a nadie hago con el lo que quiero...ejem... a veces lo que puedo o me dejan... :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Jajajja, tomo nota a "lo que me dejen"

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Bueno, si tenemos en cuenta la vida de algunos santos no me extraña que quieran presumir de tener al Schwarzenegger entre sus filas. Por fortuna entre mis amigos del caralibro no hay mucho cristiano pesado sino habría ya salido espantado ante mis mensajes ateos :D

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja, el problema es que yo tengo que tener, como explico en el post, mis "vidas" muy separadas, y me topo con gente de ésta que al verme tranquila, a mi aire, respetuosa con todos y sin salir ni emborracharme, automáticamente piensan que soy "de sus filas"

    ResponderEliminar