martes, 27 de agosto de 2013

La historia de la ampolla Tequila

Hace dos semanas vinieron a visitarme unos amigos. Nos vemos pocas veces al año asi que, cuando nos juntamos, aprovechamos.

Este año en particular, decidieron darme agua bendita con sal y limón, y no sé qué tipo de agua bendita era porque, una vez salimos del bar, en un momento dado nos dimos cuenta de que estábamos volviendo al bar, luego no encontrábamos el Pilar y por último debimos dar un mínimo de 5 vueltas a la misma manzana antes de darnos cuenta de la gilipollez que estábamos haciendo y enderezar el camino.

La cuestión es que se me acabó haciendo una ampolla. Una puñetera ampolla normal y corriente.
Pero es que la puñetera ampolla normal y corriente no se curó al dia siguiente. Ni al otro. Ni al otro más. Así que le fui cogiendo cariño y la llamé Tequila. La ampolla Tequila.

Nueve días después, la ampolla Tequila seguía fielmente anclada a mi pie.
Y de esos nueve, llevaba por lo menos cinco oyendo de mi padre: Oscura, vete al médico. "Aysss, que es solo una puñetera ampolla en el pie". Y de mi hermana: Oscura, vete al médico. "Ayssss, que es solo una puñetera ampolla en el pie". Y de mi pareja: Oscura, vete al médico. "Ayssss, que es solo una puñetera ampolla en el pie".

Y así pasaron los días hasta que ayer fui al pueblo y, no solo fliparon con el colorcito de mi ampolla Tequila, si no que me di cuenta que era una especie de Manuel Fraga sin cuerda: toooooooodo el santo día a la pata coja.

Así que, finalmente, mi hermana me obligó a ir al médico de urgencias.

Chica del mostrador: "Pero, ¿cómo no has ido al médico de cabecera antes?"
Yo: "Coño, es que solo por una ampolla...."
CdM: "Es que si ya han pasado tres días y no se ha curado, coño, ya no es solo una ampolla".

Y al médico de guardia visité.
Me tocó una tía rubia, mayor y borde, muy borde. Que me hizo exactamente la misma pregunta que la chica del mostrador. Con exactamente la misma respuesta. Y me echó la bronca por no ir a mi médico de cabecera al cuarto día.
Probablemente, si mi hermana no hubiera dicho "y está aqui porque la he obligado" aun seguiría allí, escuchando su bronca. Me habría dado un algodón usado para cenar y me habría dejado durmiendo sobre su mesa, como castigo por no acudir antes.

El caso es que Super Médica Borde miró a Tequila y dijo: pues va a ser que infección no llevas. Pero no tengo ni idea de qué es esto. No sé si es que se te ha hecho un callo, una dureza o es una costra de sangre cubierta de piel. Si fuera tú, me iba al podólogo porque aqui no tienes solución y no vas a poder andar.

Así que ya me ves, llena de mierdita del pueblo, buscando un podólogo a las siete de la tarde.

Y lo encontré.

Y el tío flipó porque no sabía cómo mi ampolla Tequila podía haberse formado de esa manera andando solo durante dos días con unas deportivas y guardando el reposo que guardé.

Así que cogió un bisturí y asesinó a la ampolla Tequila. Después me sermoneó por llevar las deportivas demasiado flojas. Y por último me dijo lo peor que podía decirme: oooooootra semana más de reposo.

Y aqui estoy. Con la ampolla Tequila convertida en el Boquete Zoquete, sin poder salir ni tan siquiera a andar durante una semana y subiéndome paredes arriba porque necesito hacer ejercico.

Ayss, ampolla Tequila, te voy a echar de menos...

7 comentarios:

  1. Siempre me ha dado buenos resultados pinchar las ampollas con una aguja y dejar el hilo puesto para que drene, aunque normalmente la pincho y la corto, si no duele.
    La Tequila esa tuya, tenia muy mala leche por lo visto, y los del centro de salud menuda panda de inútiles... :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Yo la terminé pinchando, y me dijeron que era peor porque así se te puede infectar más fácilmente. Ya si dejas el hilo ni te cuento...

    Besos, Genín

    ResponderEliminar
  3. Llegué aquí por el blog de Genín y me encanta como escribes. Anduve buscando el lugar de "seguidores," para entrar cuando publiques, pero no lo encuentro...¿qué puedo hacer?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabía que existía ese botón, así que buscaré cómo ponerlo y, cuando lo tenga, entraré a tu blog y te avisaré :)

      Eliminar
  4. Hola Oscura , te encontré en lo de marajesúsparadela y me vvine a conocerte...y me alegro de haberlo hecho porque me gusta tu estilo...En cuanto a tu Tequila , sólo un pequeño piquetito , sin hilo , para que drene y protejerla y si , reposo para que cicatrice...( no se lo cuentes a nadie , pero he sido podóloga , ahora jubilada...)NO HAY QUE CORTAR LA PIEL ENGROSADA , ES MEJOR QUE VUELVA A ADERIRSE , Y ES POSIBLE QUE SE forme una dureza protectora...pero nunca mas suelas de goma por mucho tiempo...que las favorecen y el calzado o estrecho o demasiado holgado también...Suerte con élla...besos

    ResponderEliminar
  5. Pf, parece ser que en ese tema los podólogos os lleváis un poco la contraria. El podólogo al que fui me recomendor no tocarla a menos que me moleste.

    Me la quitó porque era, por lo que se ve, un callo que me molestaba muchísimo a la hora de andar y de dejarlo ahi no podría hacer vida normal, iría coja.

    También me dijo efectivamente que me atara bien el calzado y que me cambiara varias veces de calcetines en verano si sudaba mucho.

    Y la verdad es que han pasado meses y no he vuelto a tener ampollas. Y espero que así siga ;)

    Un saludo y gracias por molestarte en pasar por aqui y aconsejarme

    ResponderEliminar