martes, 6 de agosto de 2013

Patti Smith, Gloria


Patti Smith, es una cantante y poetisa estadounidense de sesenta y seis años. Yo la conocí de casualidad, un amigo me pasó la canción “Because the night” y a partir de ahí empecé a investigarla y a buscar canciones suyas. 

Encontré el álbum Horses y me quedé prendada de esa voz y ese ritmo. Curiosamente, pensaba que era lesbiana pero ha estado casada dos veces y tiene un hijo.

De todas las canciones, ésta, por su ritmo frenético, me dejó prendada casi desde el primer momento. Ni siquiera entendía la letra, pero me pegué una semana entera tarareándola donde fuera que es estuviese, sin ni siquiera darme cuenta de lo que hacía.

Y para mí, si un cantante consigue eso, es que hace MÚSICA, así, en mayúscula, resaltado, y con todas sus letras.

Aquí os dejo un enlace de la canción y la traducción que he hecho al español de su letra.

 Espero que la disfrutéis tanto como yo.







Jesus murió por los pecados de alguien, pero no por los míos.
Metida entre ladrones, guardo un as en la manga.
Mi recio corazón de piedra. Mis pecados son únicamente míos y me pertenecen… me pertenecen…

La gente me dice “¡Ten cuidado!”
Pero me da igual.
Para mí las palabras son tan solo reglas y normas.

Entro en la habitación, sabes que luzco tan orgullosa.
Me muevo bien por este ambiente en el que, bueno, todo está permitido.
Y he venido a esta fiesta y solo consigo aburrirme,
hasta que miro por la ventana y veo a esa cosita tan dulce y tan joven,
Agachada en el parquímetro, inclinada sobre el parquímetro
 y oh, está tan bien, oh, es tan guapa,
y me invade este loco sentimiento de que voy a hacerla mía,
la hechizaré.

Aquí viene,
Caminando por la calle.
Aquí viene,
Cruzando mi puerta,
Aquí viene, 
subiendo mis escaleras,
Aquí viene,
Bailando por el pasillo
En ese precioso vestido rojo
Y oh, está tan bien, oh, es tan guapa,
Y me invade este loco sentimiento de que voy a hacerla mía.

Y entonces oigo su llamada en mi puerta, oigo su llamada en mi puerta,
Y alzo los ojos al reloj de la torre y digo,
“¡Oh, Dios, ya es medianoche!
Y mi chica está cruzando la puerta,
Inclinada sobre mi sofá me susurra y me lanzo
Y oh, estuvo tan bien, oh, fue tan magnífico,
Y pienso contarle al mundo que es mía.

Y le digo cariño, dime tu nombre, y ella me lo dice,
me lo susurra, me lo cuenta
Y su nombre es, y su nombre es, y su nombre es, y su nombre es g-l-o-r-i-a

G-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a gloria
G-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a gloria 

Estaba en el estadio.
Había veintemil chicas diciéndome sus nombres:
Marie y Ruth, pero si te digo la verdad
No las oía, ni siquiera las veía, dejé que mis ojos vagaran al reloj de la torre
Y escuché todas esas campanas resonando en mi corazón,
Haciendo ding dong ding dong ding dong ding dong.
Ding dong ding dong ding dong ding dong
Contando el tiempo, entonces vienes a mi habitación y me susurras y nos lanzamos
Y oh, estuvo tan bien, oh, fue tan magnífico,
Y voy a decirle al mundo que eres mía, eres mía, eres mía, eres mía
Eres mía, eres mía, eres mía.

G-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a gloria,
G-l-o-r-i-a gloria 

Y las campanas de la torre replican, ding dong, replican,
Y están cantando “Jesús murió por los pecados de alguien, pero no por los míos”.

Gloria g-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a,
Gloria g-l-o-r-i-a, g-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a gloria
G-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a gloria,
G-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a gloria,
G-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a gloria g-l-o-r-i-a gloria .
 


2 comentarios: