martes, 11 de noviembre de 2014

La historia inventada

Normalmente, y a pesar de que es un tema que me suele cabrear mucho (en especial porque desinforman a la gente y no le cuentan toda la verdad), en el tema de la independencia catalana siempre me mantengo al margen, sencillamente porque hablar de ello es darles un bombo inmerecido.

Pero hay una cosa que me cabrea especialmente, hasta el punto de no querer hablar del tema con prácticamente nadie porque me altero demasiado.

Es el tema de la bandera cuatribarra, originaria de Aragón, que se han apropiado los catalanes como símbolo de su cultura única y exclusiva y de la que las nuevas mesadas de independentistas amamantados con los biberones de "Espanya ens roba" desconocen su origen e incluso que la "comparten" con nuestra comunidad.

El hecho de que la historia depende mucho de quién te la cuente es cierto, al igual que es cierto que se puede buscar un punto intermedio. Pero que lleguen y se inventen las cosas hasta el punto de decir "Corona Catalo-Aragonesa" o que la bandera tiene su origen en Ramón Berenguer hay un buen trecho.

No voy a entrar a explicar los orígenes (el que quiera saberlos, que se busque la vida como hice yo, intentando buscar entre la gran masa de invenciones patrióticas las informaciones más objetivas) pero, desde luego, en Aragón deberíamos levantarnos y empezar a reclamar nuestros símbolos, nuestra historia y, sobretodo, nuestro futuro.

Porque ya vale de dejarnos pisar y callarnos. Porque también tenemos voz.

2 comentarios:

  1. Además, vosotros si que fuisteis independientes y de los reinos mas poderosos de aquellos tiempos.
    Me pasa como a ti, todas esas falsedades, mentiras y desfachatez aprovechándose de la ignorancia y vagancia de la gente me cabrean un montón y me da pereza discutir porque se me puede ir la hoya y cagarme en todo lo que se menea...jajaja
    En fin, la Historia está ahí para el que la quiera ver...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Ya, pero tenemos la mala costumbre de no defender lo nuestro. Y Cataluña siempre da mucho bombo a todo, por idiota que sea.
    Un beso Genín.

    ResponderEliminar