domingo, 14 de junio de 2015

Poesía inventada

Esta opresión que me cercena el pecho.
Esta mano aplastando el corazón.
Ganas de nada, tristeza indefinida.
Planes de un suicidio sin cuajar.
Una bici acumulando polvo.
Desidia. Hastío.
Aburrimiento perpetuo.
Treinta años y nada que hacer.
Ausencia de metas.
Inexistencia social.
Conversaciones superfluas. Frustración.
Auto-odio, autocompasión.
Falta de amigos.
Capas de malestar sin nombre.
Adiós indefinido. Hola por confesar.

1 comentario:

  1. Niña, hay que sacudirse con fuerza y sañir al mundo a inventar... :)
    Besos salud y mucho animo

    ResponderEliminar